Ecos de Pravia

Un sitio para divulgar curiosidades y noticias del pasado reciente del concejo de Pravia.

A vueltas con los nombres de las calles

Deja un comentario

En septiembre de 1928, los pravianos llenaron las calles para asistir a la inauguración de las placas que daban nombre a cuatro calles de Pravia en homenaje a los que más habían hecho por conseguir que el ferrocarril de la costa, Ferrol-Gijón, cruzara el Nalón por Pravia para enlazar con el de San Esteban.  El alcalde, Santos Cueto, pidió “que todos los pravianos, con el buril de la gratitud, graben perennemente en sus corazones y en sus conciencias, los nombres y los beneficios de tan insignes ciudadanos”.

Tres años después, al poco tiempo de la proclamación de la Segunda República, el nuevo consistorio discute la pertinencia de mantener los nombres de la calle Ramón García Valle y de la plaza Conde de Guadalhorce, por haber ocupado, durante la dictadura de Primo de Rivera, los cargos de Director General de Justicia y Culto, el primero, y Ministro de Fomento, el segundo. El asunto se debate en varias sesiones del pleno y afectó también a otras calles.

En la sesión de 1 de junio de 1931, defendió el mantenimiento del nombre el concejal Manuel Marcos, que mostró su disconformidad con el cambio de nombres por entender que respecto del Conde de Guadalhorce, no debía de olvidarse, abstracción hecha de toda tendencia política, el servicio altamente estimable que hizo a Pravia al someter al Consejo de Ministros la variación del trazado del ferrocarril «Ferrol-Gijón» a fin de que empalmara en esta Villa con el del Vasco-Asturiano, y recordó el entusiasmo con que se recibió en Pravia la noticia, exteriorizado en el toque de música y disparo de cohetes; y respecto del Sr. García Valle, hijo de esta localidad, los servicios que prestó ya impidiendo se realizara el intento de traslación de la capitalidad de partido judicial ya consiguiendo para afianzarla la construcción de na nueva prisión preventiva, ya, en fin, habiendo estado siempre resueltamente al lado de Pravia en cuantos asuntos de interés le afectaban.

Aunque no fue difícil convencer a los renuentes de la idoneidad del mantenimiento del nombre de la calle Ramón García Valle, no sucedió lo mismo con la plaza, por recordar a una de las personas más destacadas de la Dictadura que padeció España. En la votación que siguió hubo empate, así que se decidió aplazar la cuestión para la siguiente sesión.

También se discutió, el cambio de nombres de las llamadas calle del Rey y calle del Príncipe, para las que se propusieron los nombres de don José Nakens para la primera y Pablo Iglesias, para la segunda. El acta lo refleja así:
Hubo conformidad en lo que respecta que se titule en lo sucesivo calle de Pablo Iglesias la actual del Príncipe, pero surgió la discordia en cuanto a la propuesta referente a la denominación de José Nakens, por haber indicado algunos Sres. Concejales se le diera el nombre de Alcalá Zamora o de Alejandro Lerroux, a la calle del Rey.
Sometido a votación nominal el particular, quedó desechada la propuesta del nombre de José Nakens por el voto de los señores Marcos, Suárez, Fernández, García Valle, Revuelta, Selgas, Menéndez Canal y Arango; total ocho, habiendo votado en pro seis, que lo fueron los Sres. Menéndez, Campo, Suárez Barrera, Llana, Díaz Villabella y el Presidente. Formulada por la Presidencia la propuesta de denominar calle de Alejandro Lerroux a la del Rey, quedó aceptada con el voto en contra de los Sres. Revuelta y Menéndez Canal.

Como dijimos, para solventar el empate, en la sesión del 8 de junio de 1931, se vuelve a discutir el asunto del nombre de la Plaza Conde de Gualdalhorce y la oratoria del concejal Antonio Casares consigue que la votación se resuelva a favor de mantener el nombre, argumentando que  este asunto presentaba dos aspectos, uno político y en tal sentido alegó que ni colaboró con la Dictadura ni mantuvo con ella la menor relación y sí una posición ideológica absoluta, pero que a su entender, el Conde de Guadalhorce había prestado a Pravia un señaladísimo favor al disponer cruzar esta Villa el ferrocarril «Ferrol-Gijón» con el del Vasco-Asturiano, y el pueblo praviano tiene que manifestar estar agradecido y la lápida que da nombre a la plaza, sólo es expresión de gratitud por el señalado servicio recibido y no adhesión a la política del Conde de Guadalhorce. Añadió que no se le alcanzaba ninguna razón para poner en cuestión análogas, sostener puntos de vista distintos, pues si en la sesión del día seis del corriente se acordó conservar el nombre de D. Ramón García Valle y Salas dado a una de las calles de esta Villa y muy merecidamente por los servicios que prestó a esta localidad y para adoptar ese acuerdo se hizo caso omiso que desde un alto puesto político colaboró en la Dictadura, porque se prescindió de este aspecto y sólo se tuvo en cuenta el de los favores dispensados, la misma razón existía en cuanto al Conde de Guadalhorce, a quien se le deben en Pravia servicios más resonantes como el indicado al principio.

No obstante, poco más de un año después, en la sesión del 5 de septiembre de 1932, encontramos otro dato:  Seguidamente se acordó, a propuesta de la Presidencia dar el nombre de don Niceto Alcalá Zamora a la actual Plaza del Conde de Guadalhorce, en esta Villa de Pravia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s