Ecos de Pravia

Un sitio para divulgar curiosidades y noticias del pasado reciente del concejo de Pravia.

Del nombre de Peñaullán

Deja un comentario

El lugar de «Penaullán» o Peñaullán, como se decía antiguamente, está situado casi en lo llano, al nivel de la grande vega de su nombre; pero tan metida la mayor parte de él debajo de la ladera del norte del pico Mirabeche, que en los meses más rigurosos del año no ve el sol en todo el día. (…) Ya se infiere de lo dicho, que la cordillera de sierra llamada Mirabeche corre este a oeste por sobre el lugar de «Penaullán», teniendo su entero descenso con este último punto, y remata con el peñón de San Fabián dentro de la madre del río Nalón; que por eso y por el ruido, que en él hacía para rebosarle en otro tiempo, dio motivo a que el lugar inmediato se llamase de Peñaullán; hoy casi todos dicen «Penaullán»; (…) aullar y «ullar» significa un ruido sordo, o voz desapacible; y así oímos cada día, aúlla el mar, y aún también que aúllan perros y lobos.  (Noticias históricas del concejo de Pravia, Antonio Juan de Bances y Valdés, edición de Carlos Romero, 2010)

El teósofo y escritor Mario Roso de Luna (1872-1931) va un poco más allá que Bances y nos ofrece, en El tesoro de los lagos de Somiedo, una explicación para el nombre de Peñaullán algo más terrorífica: La roca de Peña Aullán es un picacho tajado que vuela sobre las aguas del río: negro y sucio, allí, cual el Aqueronte mitológico; lastimero en el rodas y chocar de sus aguas contra las rocas, como el Cocito; feo y pavoroso con aquella su enorme tabla de agua, como la laguna Estigia, por la que juraran hasta los dioses mismos. Desde su altura de más de cuarenta metros, es fama que despeñaban y ahogaban a los condenados a muerte, víctimas quizá de la venganza de algún señor feudal (…) Los espectros de los sacrificados vagaban luego por aquellos alrededores gruñendo como osos o «aullando» como lobos (…)

Hoy sabemos, gracias a los trabajos de Xulio Concepción Suárez, autor del Diccionario etimológico de toponimia asturiana, que el nombre está compuesto de la raíz céltica *pen-n- que significa “roca, altura” y un antropónimo Iuliani, que alude al posesor o fundador del poblamiento. La vacilación entre n y ñ que anota Bances se debe a las diferentes interpretaciones que se da a las nasales en asturiano según las zonas. ¿Qué origen tienen entonces estas leyendas e interpretaciones populares? La necesidad saber el significado de los nombres es antiquísima, así que sucede con mucha frecuencia que, olvidado por los habitantes de la zona el significado primitivo, se atribuya al nombre una explicación popular o legendaria, ya sea por parecido con un fenómeno natural, como es este caso, o por buscar un pasado que dignifique el origen del poblamiento u otros motivos.

Sin abandonar Peñaullán, pero en el extremo opuesto a la peña de San Fabián, entre El Rusicu y El Tiñosu hay otros nombres de lugar que también tienen su historia y que podéis ver en la imagen, fragmento del mapa que tan amablemente nos cedió Mario Pendás: El Castru, El Palaciu y Doña Palla.

El origen del topónimo El Castru necesita poca explicación. Viene de la voz latina castrum, con el significado de recinto fortificado, quizás latinización de una raíz prerromana, indoeuropea, *kas-, *kes-, “cortar”, con el sufijo -tr-, “lugar de”, para referirse a un lugar alto, escarpado y fácil de defender donde se asentaba la población dentro de una cerca, lo que concuerda perfectamente con el lugar. En el caso de El Palaciu, la ería o losa, llamada de «palacio», en que sólo pudimos descubrir en su llanura mucho ripio de tejas, pero no piedra, cal ni cimiento de edificio según Bances, también parece claro que viene del latín palatium, en el sentido de casa señorial. Y respecto a Doña Palla, leemos: Esta señora doña Palla y su marido pasaron su corte y palacios al otro lado del río frente a Santianes, donde hasta hoy llaman Doña Palla, el Castro y Palacio. Y nos da algún dato más de ella: Doña Palla, Paya, o Pelaya, que todo es uno en lenguaje antiguo asturiano y gallego, fue gobernadora de Pravia, cuando señora de este concejo y de otros inmediatos, como es bien probable, por los pueblos que en ellos poseyó en propiedad. Continúa luego glosando su figura, noble origen y posesiones afirmando que fue mujer tan ilustre y de tanto nombre y riqueza, que apenas hay casa en Asturias, que no haga vanidad de ser su descendiente, y poner su escudo de armas. Sin dudar de la existencia de tal señora, quizás el topónimo Doña Palla pudiera tener un origen aún más antiguo y ser otro ejemplo de cómo se intenta dotar de significado a los topónimos cuando se ha olvidado el originario, en este caso para “dignificar” el lugar, como apuntábamos antes. Doña o Dueña, Dueñas, podrían tratarse de una interpretación popular de la raíz prerromana *on-n-, “montaña, arroyo” o *don-, río, presente también en el nombre del Danubio (Diccionario etimológico de toponimia asturiana, Julio Concepción Suárez, 2017).  Respecto a Palla, Paya o Pelaya es la versión femenina de Pelayo, de quien deriva, según la RAE, el nombre común “payo”, con el significado de rústico, aldeano. Julio Concepción, a partir de topónimos asturianos como Payares, El Campu la Paya o La Payega postula que el topónimo también podría recordar las cabañas con techumbre de «paya d’escanda» (se recuerdan en Lena); es decir, a cabañas tipo «pallozas». ¿Sería Doña Palla una zona de montaña, con un río (o dos, El Tiñoso y El Rosicu) habitada desde muy antiguo que en determinada época tuvo construcciones de ese tipo como las de los castros? No sé, en esto de las etimologías uno se echa fácilmente a fantasear…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s