Ecos de Pravia

Un sitio para divulgar curiosidades y noticias del pasado reciente del concejo de Pravia.

Escuelas de patrocinio indiano en el concejo de Pravia

1 comentario

“No es el Concejo de Pravia de los menos favorecidos por ellos [los americanos] y cumplimos un deber de justicia colocándolos al lado de los hombres que han figurado y figuran en el terreno del saber, pues si la gloria de éstos alcanza al pueblo en que nacieron, al bienestar y al progreso del pueblo contribuyen también los americanos. Allá por el año 1840 abundaban en Asturias las casas cubiertas de hiedra, elevándose sus almenadas torres señoriales sobre las pobres viviendas de aldea. Hoy, gracias a esos americanos, que algunos tanto desprecian, los corrales se convierten en palacios y las torres vienen al suelo para construir sobre sus ruinas hermosos edificios y fábricas importantes. Las poblaciones crecen, reviven las industrias, y el dinero de los americanos, si algunas veces se emplea en tabacos y amortizable, que rinden cómodo y productivo interés a sus dueños, también se distribuye muchas veces en jornales que alivian la situación del obrero.” (Juan Bances Conde en Asturias: su historia y monumentos, bellezas y recuerdos, costumbres y tradiciones, el bable, asturianos ilustres, agricultura e industria, estadística, obra dirigida por Octavio Bellmut y Traver y Fermín Canella y Secades, Gijón, 1894-1900)

 

En este texto que reivindica la figura del indiano, Bances Conde omite la importante labor de los indianos como benefactores de sus pueblos natales: traídas de agua, fuentes, alumbrado, lavaderos… Para ellos, que en la mayor parte de los casos, carecían de formación, se convirtió casi en obsesión la construcción de escuelas con el objetivo de que los que marcharan tras ellos lo hicieran en mejores condiciones educativas.

Escuelas de Villafría, en torno a 1926.

En el concejo de Pravia, donde la presencia indiana es tan importante, se levantaron muchas escuelas con capital americano. Así lo señalaba, en 1926, el inspector de primera enseñanza de Oviedo, Benito Castrillo Sagredo, en Del aporte de los indianos a la instrucción primaria en España: “El Concejo de Pravia, famoso en el mundo entero por su belleza, tiene protectores en todos los pueblos; así en San Martín de Arango las señoritas Paz y Caridad emplean 10.000 pesetas, que con 1.000 que se mandaron de Cuba y 3.000 que dejó el diputado a cortes señor Pumariño, se edificaron las escuelas de que hoy dispone; en Beifar se deben a D. Florentino Suárez, del comercio de La Habana, que entregó 20.000 pesetas; en Pravia, la distinguida dama D.ª Carmen Miranda legó 3.000.000 de pesetas para beneficencia e instrucción; en Quinzanas, D. Plácido del Río ha reformado la escuela de niños, gestionó la creación de la de niñas y da todos los años 3.000 pesetas para los alumnos que asisten a las escuelas; suelen emplearse en vestidos, a él se debe principalmente la carretera y otras muchas mejoras del pueblo; en esta obra le secundan sus hermanos D. Lisardo y D. José María, también del comercio de La Habana; en Villafría, los hermanos D. Santos y D. Faustino Álvarez, en unión de D. Francisco y D. Serafín Fernández, edificaron dos magníficas escuelas cuyo costo pasa de 20.000 pesetas; también han cooperado a la construcción del cementerio, de la carretera y de la iglesia, que es de nueva planta; en Forcinas hay una escuela del “Ave-María” sostenida por D. Manuel García; en Santianes dos, con casas-habitaciones, debidas a D. Eusebio Miranda; en Selgas, D. José Menéndez Blanco donó, en 1890, una casa y fincas para escuela nacional, y en Somado, la colonia de Cuba tiene ya los planos y una suscripción abierta para edificar las del pueblo.” Castrillo ya había publicado, el 21 de junio de 1921, un extenso artículo titulado “La colosal obra de los americanos” en el diario La Prensa.

También en 1926, se publica Viaje por las escuelas de España de Luis Bello, que habla de Asturias en el tomo I. Bello, maestro, periodista y político republicano, escribe: “Pravia._ Mucha emigración. Más población escolar que en ninguna otra parte del mundo” y alude al informe de Benito Castrillo: “El inspector, que conoce su sociología y su pedagogía, dice que la fecundidad insospechada de las bellas pravianas llega a dar un término medio de diez niños por cada mujer” y asegura que hay “veintinueve pueblos con escuelas construidas por indianos.”

Las que tenemos documentadas, gracias al trabajo de Aurora María Rodríguez García durante el tiempo en que se ocupó de la Oficina de Turismo de Pravia, son las siguientes:

Agones. Escuelas Unitarias para niños y niñas (1927)
Las fuentes informan de la aportación indiana pero debieron ser construidas por el pueblo al igual que las viviendas de los maestros que se emplazan enfrente. Funcionan como aula dependiente del CRA Bajo Nalón.

Arango, Puentevega. Escuelas unitarias para niños y niñas (1918)
José Díaz Menéndez, emigrante ya en la década de los sesenta del siglo XIX y que había hecho fortuna en Cuba dedicándose al comercio, dejó un solar, permutado por otro de Víctor García Pumariega más soleado, y un legado de 7.000 pesetas que sirvió para la construcción y sus hijas Dulce María y Caridad colaboraron en este mismo sentido. Participó también Gaspar Menéndez Díaz, además de los emigrantes en Cuba y los vecinos. Se cerró hacia 1975 y, en 2002, fue reparada por el Ayuntamiento. En la actualidad es utilizada por los vecinos como local social y acoge el Aula Museo “Alberto Martínez”.

Beifar. Mixta (1925)
Florentino Suárez González, comerciante en La Habana, donó 20.000 pesetas para este edificio. Su familia procedía de Beifar y él tenía su domicilio en Riberas de Pravia. Cerrada en los primeros años de la década de los ochenta, una parte del edificio alberga reuniones vecinales y, en 1977, se arregló otro espacio con destino a capilla.

Forcinas. Escuela del “Ave María” (1913)
Patrocinada por Manuel García de la Noceda, junto con la fuente y la capilla de Santa Marina, en la actualidad pertenece al Obispado.

Loro. Mixta con vivienda, reformada para acoger sendas unitarias (1891)
La escuela se construyó mediante suscripción abierta entre los emigrantes, destacando la aportación económica de Juan Fernández Bao, apodado Juan el de las Onzas y residente en Cuba. Cerrada hacia 1960, los vecinos siguen usándola para reunirse y celebrar festejos.

Quinzanas de Arriba. Unitaria para niños y niñas, con sendas viviendas (anterior a 1926)
Plácida, Lisardo y José María del Río, emigrantes en La Habana, contribuyen a su construcción. Una aportación económica decisiva fue la de la colonia quinzanense de La Habana y de Tampa en Méjico. Están rehabilitadas para albergue y aula de la naturaleza, en funcionamiento desde 1998.

Sandamías. Mixta con vivienda (ca. 1930)
Aunque las fuentes informan de la aportación indiana, debieron de ser construidas principalmente por el pueblo. Se cerraron con la ley de Concentración Escolar.

Santianes. Unitaria para niños y niñas, con sendas viviendas (1905)
Las escuelas fueron donadas por Eusebio Miranda a su pueblo natal. Puede tratarse del mismo Eusebio Miranda, emigrante en América (1812-1910) que creó, por disposición testamentaria, la fundación que da origen a las escuelas de Santa Rita, en Gijón. El edificio alberga ahora dos viviendas particulares.

Selgas, El Caliero. La Escuela Vieja. Mixta (1890)
Don José Menéndez Blanco dispuso en su testamento la donación de una casa y finca de su propiedad para la escuela, sin constituir una fundación para ese fin. Actualmente cerrada y sin uso.

Somao. Unitarias para niños y niñas (1925)
Encarnación Valdés, viuda de José Menéndez Viña, el pionero de los emigrantes que desde Somao embarcaron rumbo a Cuba, financia su construcción con los americanos Jesús Solís y Fermín Martínez. El coste del centro, cuya autoría es desconocida aunque tradicionalmente se atribuye a García de la Nava, ascendió a 80.000 pesetas. Junto a ellas se levantaron también un cine escolar benéfico y un parque público.

Villafría, La Parola. Unitaria para niños y niñas (1917)
La construcción fue realizada por Santos y Faustino Álvarez junto con Francisco y Serafín Díaz, emigrantes y naturales de la localidad; éstos aportaron más de 20.000 ptas. Probablemente el pueblo también contribuyó a la obra. Los vecinos la utilizan como local de reunión y colegio electoral. La que fue unitaria de niñas se ha transformado en una vivienda en régimen de alquiler.

 

 

Un pensamiento en “Escuelas de patrocinio indiano en el concejo de Pravia

  1. Pingback: Pravia, concejo indiano | Ecos de Pravia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s