Ecos de Pravia

Un sitio para divulgar curiosidades y noticias del pasado reciente del concejo de Pravia.


Deja un comentario

La llegada del ferrocarril

“Pravia: fotos históricas”, José Antonio Martínez González y Luis Francisco Solar García, núm. 12, 2003

Los ferrocarriles de vía estrecha empiezan a considerarse como una alternativa para completar la vertebración ferroviaria nacional muy tempranamente. En 1866, mediante la Real Orden de 1 de septiembre, el Gobierno creó una comisión para estudiar este tipo de trenes, tan solo once años después de la primera ley de ferrocarriles. En esencia, estaban pensados como trazados complementarios de la red principal; las menores dimensiones los hacían más económicos y viables en terrenos de especial dificultad geográfica y de menor rentabilidad económica. La ley de Ferrocarriles Secundarios de 1904, promulgada para la construcción ferroviaria de bajo coste, establecía el ancho de vía de un metro lo que hacía que se adaptara perfectamente a las características físicas asturianas. Debido a la complicada orografía regional y a los intereses de las industrias pesadas y mineras, no hubo en Asturias una verdadera red ferroviaria integrada; la construcción del tendido obedeció más a los intereses comerciales de las compañías foráneas que los financiaban que a una lógica integradora y vertebradora de la provincia, su economía, zonas industriales y núcleos de población. Un ejemplo de esto es la primera línea que cruza Pravia en 1904, la del Ferrocarril Vasco-Asturiano.

 

Sigue leyendo


Deja un comentario

Bibliotecas Viajeras

En 1954, cuatro años después de la inauguración de la Biblioteca Municipal, el bibliotecario, José Saavedra, como os anticipábamos al hablar de la labor de divulgación agrícola en el concejo, pudo satisfacer su afán de dar formación a los agricultores del concejo con la implementación de las bibliotecas viajeras.

El propio Saavedra, en un informe remitido al Alcalde, explica lo que eran las bibliotecas viajeras: Tengo el honor de adjuntarle un pequeño informe sobre el funcionamiento de las Bibliotecas Viajeras donadas por D. José Ramón Fernández y que funcionan con la colaboración del Centro Coordinador de Bibliotecas “Rafael Quirós Isla”. Es digno de elogio la labor realizada por dicho Sr. ya que en su afán por documentar a los labradores subvencionó cursillos de capacitación agrícola y donó las cinco Bibliotecas Agropecuarias, que esta Biblioteca Municipal de acuerdo con la Dirección del Centro Coordinador de Bibliotecas las colocó en las Escuelas Nacionales de niños incluyendo en su catálogo obras de literatura e infantiles de las que figuran en ella con el fin de hacerlas más amenas y atrayentes ya que la lectura de obras exclusivamente agrícolas es bastante árida.

Sigue leyendo


Deja un comentario

Agricultura y biblioteca

Conservamos en el Archivo Histórico Municipal un interesante expediente que nos habla de la labor formativa que llevó a cabo, en 1932, la Junta local de ganaderos de Pravia, presidida entonces por el concejal Antonio Casares. En esa época, las labores agrícolas y ganaderas eran inseparables, pues se trataba de caserías, con un sistema de explotación mixto. Por ejemplo, el cultivo del maíz era muy importante no sólo como alimento sino también, y con mayor peso, para la producción de piensos. La preocupación por la formación de los labradores queda patente en la justificación del proyecto:
“Es su fin, mejorar las condiciones de vida del agricultor y para ello es condición previa, mejorarse, es decir, instruirle y difundir la instrucción; pero no una instrucción de receta y tente tieso, que es lo menos útil que hay en este mundo, sino una instrucción que prepare para discurrir prácticamente y hacer como tales las cosas prácticas, y que a la vez temple el carácter y abra el espíritu a las ideas.
La instrucción agrícola facilita el éxito de la cooperación, y el perfeccionamiento de las explotaciones, con el consiguiente avance de la producción de las caserías. Y para esto se necesita desechar viejas rutinas, y que los labradores den abundantes materiales y base práctica a los técnicos y reciban de ellos base científica y normas racionales para la diaria labor.”

Sigue leyendo