Ecos de Pravia

Un sitio para divulgar curiosidades y noticias del pasado del concejo de Pravia.


Deja un comentario

Benigno Arango Alonso: años de esplendor II

Benigno Arango, a la izquierda de la imagen, con Xaudaró, su hija y Constantino Suárez, "El Españolito". En "Región", 29 de julio de 1926.

Benigno Arango, a la izquierda de la imagen, con Xaudaró, su hija y Constantino Suárez, “El Españolito”. En “Región”, 29 de julio de 1926.

He aquí un fieltro, un rostro moreno, unos bigotes mosqueteriles… Es Benigno Arango, el popular abogado criminalista, autor de novelas y amigo entrañable. Viene a nosotros con el alma abierta de par en par. Y mientras almorzamos una mañana en el Hotel París, nos habla de sus cosas, de sus recuerdos, de sus proyectos. Benigno Arango es un meridional, un moro nacido en los riscos astures, por equivocación.

La Atalaya, 27 de septiembre de 1925

Yo sabía que en Asturias había siempre un Benigno Arango, dispuesto a recibir a cuantos llegan. En Madrid es usted popular por su asturianismo. Todas las provincias necesitan hombres así. ¡Cualquiera se marcha descontento!

Joaquín Xaudaró en Región, 29 de julio de 1926

Sigue leyendo

Retrato de Benigno Arango publicado en "La Voz de Asturias" de 3 de julio de 1925, durante el juicio por el asalto al Banco de España de Gijón.


Deja un comentario

Benigno Arango Alonso: años de esplendor I

Retrato de Benigno Arango publicado en "La Voz de Asturias" de 3 de julio de 1925, durante el juicio por el asalto al Banco de España de Gijón.

Retrato de Benigno Arango publicado en “La Voz de Asturias” de 3 de julio de 1925, durante el juicio por el asalto al Banco de España de Gijón.

Su especialidad como abogado es la de criminalista. “Llevo defendidas —nos ha dicho en 1934— 743 causas. Solamente de homicidios y asesinatos intervine como defensor en 376 sumarios, con el siguiente resultado: 352 absoluciones y 24 condenas. Estoy incorporado también al Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Ante el Tribunal Supremo informó, entre otros casos de menor interés, para defender dos recursos de casación interpuestos contra Sentencias de la Audiencia de Oviedo, que había condenado como autores de delitos de homicidio a los procesados a la pena de catorce años de reclusión temporal. En uno de los casos el Supremo casó la sentencia, absolviendo totalmente al condenado, y en el otro, le rebajó a dos años y cuatro meses de prisión.”

Al suprimir la Dictadura del general Primo de Rivera el juicio oral por Jurados, Benigno Arango se encontró, como abogado, falto del elemento propio para sus actividades en el foro, y llegó poco menos que a abandonar la carrera. Pasó entonces a residir a Madrid, donde permaneció unos cinco años dedicado a diferentes ocupaciones, entre ellas la administración de un café y restaurante de su propiedad. Por esta época dedicó también algunas actividades de escritor al género novelesco, de lo que son muestra las dos novelas anotadas más abajo.

Al instaurarse la República volvió a establecerse en Oviedo como abogado, y en el desempeño de esta profesión continúa actualmente (1934).

Obras publicadas en volumen:

I—Amor y dolor. (Madrid, 1924; novela)

II—Rosa Maria. (Madrid, 1930; novela)

En Escritores y artistas asturianos, de Constantino Suárez Fernández, El Españolito

Sigue leyendo


Deja un comentario

Benigno Arango Alonso: primeros años y juventud

Benigno Alonso Arango en 1920.

Abogado y escritor contemporáneo. Nacido en Santianes (Pravia) el 24 de marzo de 1883, hijo de don Celestino de ese apellido, y de Carmen Alonso Díaz, labradores.

Cursó las primeras letras en la escuela del pueblo natal y perfeccionó esos estudios elementales en Pravia.

“La vocación —nos ha dicho él mismo— tuvo que subordinarse en los primeros momentos a las exigencias de la realidad. Soñaba con ser abogado, pero como carecía de los medios económicos necesarios, me resigno a hacer los estudios del Magisterio. En el año de 1902 terminó la carrera de maestro superior. Como, positivamente, carecía de vocación para ejercer la enseñanza, no intento siquiera el ingreso en el Magisterio.”

Por entonces se dedicó al periodismo como redactor del diario “El Carbayón”, al que prestó servicios hasta que pasó a “La Opinión de Asturias”, en 1906. En diciembre de este año fué nombrado oficial tercero del Gobierno civil de Oviedo. Este cargo no le impidió continuar las tareas periodísticas, sino que, poco después, las aumentaba con la corresponsalía en esa ciudad de “El Noroeste”, de Gijón.

En Escritores y artistas asturianos, de Constantino Suárez Fernández, El Españolito

Sigue leyendo