Ecos de Pravia

Un sitio para divulgar curiosidades y noticias del pasado reciente del concejo de Pravia.


Deja un comentario

Multas y altercados

denuncia-1893Tenemos muchas, muchísimas denuncias de altercados en los que están presentes las armas de todo tipo, algo chocante desde el punto de vista actual. Entonces no debía de ser tan chocante pues, en el ya mencionado libro de Manuel Gimeno Azcárate, La criminalidad en Asturias, señala la proliferación de armas de todo tipo como una de las causas, con el alcohol y la taberna, del aumento de la delincuencia: El revólver, la pistola, el puñal, la navaja en todos sus feroces aspectos y principalmente la navaja barbera, característica de la región, han venido a sustituir a clásico y pintoresco palo, con tanta habilidad manejado en las romerías por el aldeano.

Sigue leyendo


Deja un comentario

El crimen de Las Tablas

crimen-las-tablas-9-2Manuel Gimeno Azcárate, teniente fiscal de la Audiencia de Oviedo publica, en 1900, La criminalidad en Asturias: estadística (1883-1887), un trabajo para poner de manifiesto la naturaleza y extensión de la criminalidad en esta provincia, causas que la engendran y remedios que pueden oponerse. Añade que las costumbres han sufrido tal alteración, que la criminalidad crece amenazando destruir la poética tradición de su patriarcal existencia y atribuye el aumento de delitos a los efectos de la incipiente industrialización, que favoreció un aumento de la población tanto por el descenso de la emigración como por el número de obreros de otras regiones que venían a Asturias, al elevado consumo y a la libre tenencia de armas de fuego, puñales, etc.

Sigue leyendo


Deja un comentario

A tiros junto al Casino

Eran muy frecuentes, eel-noroeste-suceso-soldado-vecino-de-belmonte-para-blogn la prensa de comienzos de siglo, las noticias de sucesos. La solución violenta a cualquier conflicto que se planteara era mucho más común de lo que podemos imaginar. Las tensiones y riñas se resolvían las más de las veces con insultos y golpes y, en ocasiones, tenían trágicos resultados. Además, la tenencia de armas de fuego y, especialmente, navajas, cuchillos y cualquier tipo de arma blanca, era bastante habitual.

Como muestra, la breve nota que publicaba “El Noroeste” el 18 de agosto de 1901. Quedan para la imaginación los motivos que causaron la muerte del malogrado belmontino Germán Pérez.