Ecos de Pravia

Un sitio para divulgar curiosidades y noticias del pasado reciente del concejo de Pravia.

El núcleo indiano de Somao II

2 comentarios

La llamada Casa de las Columnas fue mandada construir por José Pire, en un lugar estratégico en la antigua carretera general que unía Pravia con Muros a través de La Fallona, para instalar en la misma un negocio de hostelería, dedicando la planta superior a vivienda. Conocida también como la casa de las de Celesta, Encarna y Filomena (Mena) Pire. Se construyó en la última década del siglo XIX, con el dinero enviado por sus hermanos que habían emigrado a Cuba donde trabajaron de joyeros.

 

También en la zona baja de Somao está la casa del Carbayedo, del Coronel o de doña Basilisa,  que perteneció a Basilisa San Pedro, hija de Benito Menéndez Viña,  hermano de José Menéndez Viña. La casa era propiedad de Manuel San Pedro, natural de Santianes y abuelo del pintor Tomás García Sampedro (1860-1937), y fue heredada por Florentina Sampedro, nacida en 1832 y segunda esposa de Benito Menéndez Viña. El matrimonio tuvo dos hijos, Basilisa y Tomás, que falleció con 28 años. Basilisa, heredera de la casa, se casó con el médico Manuel Martínez Ealo. Al morir sin descendencia la hija de doña Basilisa, la casa fue heredada por unos monjes de Pamplona y tuvo distintos propietarios. Destacan la amplia galería acristalada, la claraboya de aspecto piramidal en el tejado y las escaleras de acceso al porche.

Subiendo hacia la zona norte domina la silueta de la Casa Amarilla, que representa el paradigma de la construcción indiana. La encargó, para su madre, el indiano Fermín Martínez García, que marchó a Cuba en 1886. Se terminó en 1912 y fue proyectada por el arquitecto indiano por excelencia, Manuel del Busto. La Casa de la Torre es un excelente ejemplo del estilo modernista, con líneas esbeltas y ligeramente curvadas. Llama extraordinariamente la atención tanto por su privilegiada ubicación como por el llamativo color amarillo de sus azulejos y la torre del ángulo noroeste. El conjunto se completa con una verja de hierro forjado alrededor de la finca, que repite el elegante y delicado diseño de las barandillas de las terrazas y de los balcones de la planta baja, particularmente complicado en las puertas de acceso al recinto. Desde que se construyó ha pertenecido a la misma familia, que la ha cuidado y respetado escrupulosamente, por lo que se conserva inalterada desde 1910, con el mobiliario original, estando considerada una de las mejores conservada de todas las que hiciera Manuel del Busto padre. El actual propietario de la finca, Antolín Martínez, hijo de Fermín Martínez, nació y vivió durante su niñez en la casa y conserva los planos originales, por lo que esta vivienda es también una de las pocas obras rurales de esta época que dispone de documentación.

A continuación, encontramos El Marciel, conocido originariamente como El Chalet de Solís por el apellido de su primer morador, Jesús Solís, llamado a Cuba también por José Menéndez Viña. La casa, el nombre de cuyo arquitecto desconocemos, fue construida en 1910 y es de clara influencia francesa, manifestada en el tejado en mansarda y con buhardillas. La familia original se arruinó y, en 1947, se vendió la casa a Sandalio Pire. Posteriormente la vivienda fue adquirida por un nuevo propietario que le da el nombre del terreno donde había sido construida. El interior ha sido completamente remodelado.

A la altura de la iglesia, está Villa Rosario, construida por Felipe Fernández, que emigró a Argentina con su esposa Mercedes González Pire. Allí, hizo fortuna dedicándose al negocio maderero. Don Felipe enfermó de tuberculosis y regresaron a España, compraron este terreno y construyeron la casa. El padre de familia murió al poco tiempo y su esposa tuvo que dedicarse a coser. Posteriormente, Alejandro González Pire hermano de Dª Mercedes emigró a Cuba, a Caibarién, lugar al que habían emigrado el resto de sus convecinos. Allí hizo fortuna y fue quien arregló la casa, dejándola con la apariencia actual. Acabó casándose con una cubana de nombre Aurelia, con la que tuvo dos hijas que hicieron su vida en Estados Unidos.

Para terminar, en la zona alta de Somao, está La Marroquina, adquirida y remodelada por el indiano Hermenegildo Menéndez a su regreso de Cuba. Con el tiempo, la casa alojó un negocio de gaseosas y sifones. En la actualidad pertenece a la familia de la ex ministra socialista Ángeles Amador, que fue quién la restauró.

2 pensamientos en “El núcleo indiano de Somao II

  1. En la casa del coronel o de doña Basilisa se dice q no guarda nada del original en su interior la verdad es q ha sido reformada respetando al máximo el interior, librerías, escaleras ,puertas y mobiliario son todos originales

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s